De visita en la Kursala. Garum y buen jazz

El pasado viernes estuvimos en Cádiz. Nuestro viaje, acompañado de Paco Tamayo, Fernando Val y mi mujer María, tenía varios propósitos y uno de ellos visitar la exposición “Garum”. Era mi primera visita a este moderno y magnifico espacio dedicado exclusivamente a al fotografía (su antecedente, la sala “Paréntesis”, fue la precursora en la exhibición de fotografía de autor, en este mismo edificio).

La Kursala es un proyecto de Jesús Micó arropado por la Universidad de Cádiz que se ha convertido en todo un referente por su aportación a la fotografía contemporánea en la ciudad de Cádiz y  por su apoyo a los fotógrafos emergentes de todo el país tanto en sus paredes como en la edición de sus fantásticos Cuadernos.

La llegada no pudo ser más oportuna, al coincidir con nuestro amigo y responsable de este espacio Salvador Catalán con el que compartimos un buen rato, sazonado con un fondo musical,en directo, del ensayo de “Un viento” el álbum del guitarrista Luis Balaguer y el xilofonista Arturo Serra, que esa noche se presentaba allí mismo. De telón de fondo “Garum” un magnífico trabajo de nuestro amigo de Conil, Antonio Gonzalez Caro, que ofrece una visión personal e intima sobre “La almadraba”, desde una perspectiva que huye con éxito de las imágenes más tradicionales sobre la pesca artesanal del atún.