Algeciras en el mapa de la fotografía nacional e internacional

UFCA incluida, en un listado a nivel mundial de Bibliotecas Públicas donde hay fotolibros.

Una iniciativa independiente dentro de la organización de los PhotoBook Club acaba de incluir a UFCA y a San Telmo Museoa de San Sebastian en el mapa de las ciudades con Bibliotecas Públicas especializadas en fotolibros. Todo un reconocimiento a años de trabajo construyendo una biblioteca especializada de las que ahora sabemos que hay cincuenta y en el mundo, trece en España y dos en Andalucía: UFCA y el CAF de Almería.

Una biblioteca con mucha historia admirada y elogiada por las grandes figuras de la fotografía española que han pasado por ella.

Cuando UFCA decidió alejarse del prototipo de asociación fotográfica, para acercarse al de colectivo promotor del arte contemporáneo, tomó conciencia de que el proceso formativo, no estaría completo sin escuela y una buena biblioteca. Es por esto que decidimos invertir una parte de nuestros recursos en libros de autor haciéndonos con una colección que al día de la fecha suman los mil cuatrocientos volúmenes, lo que nos ha llevado a hacer otra reforma en las instalaciones para poder dar cabida a las nuevas entradas.

No se trata de una biblioteca cualquiera, sino de una biblioteca de autor que cuenta entre sus estanterías con una serie de libros de culto, muchos de ellos firmados y dedicados, que le otorga gran valor. Lo mejor de todo, es que esta maravillosa biblioteca está abierta al público, para que todo aquel que se sienta atraído por el mundo de la fotografía, pueda acceder a ella y conocerla.

Un logro escasamente reconocido a nivel institucional

No hay más de trece en nuestro país con especial dedicación a la fotografía y destacamos aquí algunos ejemplos como LaBoral Centro de Arte; en Gijon, Artium, en Vitoria-Gasteiz; el Photomuseum de Zarauz; San Telmo, en Donostia-San Sebastian; Caixaforum, en Barcelona; Biblioteca de la Universidad Complutense, en Madrid; Biblioteca del IVAM, en Valencia; CAF, en Almeria pero con la diferencia de que todas ellas, exceptuando San Telmo que se organizó con los fondos propios depositados por la coleccionista Gabriela Cendoya este mismo año, se financian con fondos públicos o con grandes mecenazgos. La de UFCA ha llegado hasta aquí con el único apoyo de nuestros socios, auténticos protagonistas de nuestro milagro, de los autores que nos hacen llegar su libros y con una pequeña asignación de la APBA que una vez al año atiende nuestra solicitud con una aportación por debajo de los mil euros.