MIGUEL TRILLO en el nuevo carné de UFCA

Un carnet que nos une en un proyecto único.

 

Desde que en 2012 iniciáramos la edición anual de credenciales personalizadas con fotografías de autor ya han pasado 6 años y lo que comenzó siendo un guiño estético y una fórmula para promover imágenes con las que nos sentimos identificados ha demostrado ser un atractivo soporte promocional, casi un objeto de colección.

En un año especial en el que superados los 40 dedicados a promover fotografía como una forma de arte, la nueva imagen del carné es una fotografía de nuestro paisano MIGUEL TRILLO que ahora también forma parte de nuestra colección.

 

EN LA PUERTA DEL PUB RIU-RIU

De la ingente cantidad de obras que Miguel atesora nos sentimos atraídos por la de la Vespa aparcada en la puerta del Pub Riu-Riu, solitaria, mojada por la lluvia y colmada de espejos, recordando a aquella otra mítica moto de la película Quadrophenia, con la que los Who marcaron una época y que fue referente de tribus urbanas como los Mod.

_MIGUEL TRILLO

Miguel Trillo (Jimena de la Frontera, 1953) se licenció en Imagen y en Lingüística Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Desde los años 70 ha retratado a jóvenes en un entorno musical (conciertos de rock, fiestas en discotecas). En los 80 en Madrid convirtió a personajes no famosos de la Movida en su objetivo primordial (exposición Pop Purrí en la galería Ovidio (1982) y en la sala Amadís (1983) y edición anónima de seis números del fanzine Rockocó (1980 a 1984). La década la terminó reflejando un relevo generacional en dos trabajos publicados en la revista de creación Sur Exprés: Los nuevos pijos (1988) y Madrid hip hop (1988).

En los 80, convierte a los personajes anónimos de la movida en su objetivo primordial, con exposiciones en la galería Ovidio (1982) y en la sala Amadís (1983), así como la edición de seis números del fanzine Rockocó (1980 hasta 1984). En las fotografías de Miguel Trillo siempre se ve un inquebrantable interés por descifrar lo moderno, por inmiscuirse en las pasajeras modas y en descifrarlas a través de sus ropajes, de sus peinados o de sus colores. Es uno más en la movida madrileña, de la que deja huella a través de los retratos que hizo entonces. En su objetivo están las tribus urbanas, sus calles y sus noches.

Al inicio de los 90 realizó para el dominical del diario El País un retrato de la juventud española en pequeñas capitales de provincia. Dicha obra la expuso en la galería Moriarty (1992) de Madrid, con el título Souvenirs, editando como catálogo tiras de postales turísticas. En 1993 transformó la galería El Manantial de Barcelona, en una tienda de souvenirs con sus fotos reproducidas en objetos turísticos.

Desde 1994 vive en Barcelona, donde ha desarrollado la serie Geografía Moderna, un viaje por fronteras lingüísticas o territoriales de la Península Ibérica. Con los retratos de estos jóvenes ha editado sellos de correos (revista El Europeo (1997), galería H2o de Barcelona (1999 y 2004). Su serie Habaneras fue expuesta en el Círculo de BBAA de Madrid dentro de PhotoEspaña 05.

En julio de 2013, UFCA, en colaboración con AlCultura y el Centro Andaluz de la Fotografía le organizaron una exposición y una mesa redonda como homenaje a su trayectoria.

En la actualidad trabaja en dos proyectos: Zoom, jóvenes inmigrantes -en conciertos y discotecas- reproducidos en tarjetas telefónicas; y Gigasiápolis, actitudes de la cultura juvenil surgida en las megaciudades del continente asiático.